Sobre nosotros

Somos miembros de la Red de Reservas Naturales Privadas de Panamá, una organización que promueve la conservación voluntaria de tierras privadas con la finalidad de incrementar la protección de la diversidad de especies y ecosistemas; de las cuencas y microcuencas hidrológicas. Además, de la integración de las comunidades para impulsar la conservación de los recursos naturales a través del desarrollo sostenible.

Quienes Somos

Misión

Proteger los cursos de agua que aportan a la cuenca del rio Chiguirí mediante la protección de la cobertura boscosa, expansión de la reserva y divulgación de la importancia de su conservación a los actores locales y regionales.

Visión

Complementar el mosaico de paisajes protegidos que forman parte del Corredor Biológico Cerro La Vieja, identificando oportunidades de aprovechamiento sostenible e integrando a la comunidad de Chiguirí Arriba al proceso de conservación y protección de la biodiversidad.

Objetos de conservación

La RNP Las Oropéndolas tiene como propósito la protección del Bosque Muy Húmedo Tropical del norte de Coclé, la cabecera del río Chiguirí y las especies asociadas a este ecosistema, con énfasis en las aves, anfibios y reptiles, en tanto que la estación biológica Jujuná sirve como plataforma para la comunicación, sensibilización e investigación en temas de restauración natural de ecosistemas y servicios ecosistémicos.

Llama hoy +(507) 6644-0643

Copia de _P4A2067 - copia.jpg
Copia de _P4A2156 - copia.jpg

Reseña

La reserva natural privada (RNP) Las Oropéndolas y la Estación Biológica Jujuná son dos propiedades adquiridas en el año 2017, destinadas al desarrollo de actividades de conservación, investigación y uso sostenible de los recursos.

La reserva natural Las Oropéndolas mide aproximadamente 8 hectáreas y estuvo ocupada por el señor Eligio Medina y su familia desde 1942 hasta 1992 y posteriormente, por sus herederos, quienes abandonan la propiedad en el año 2004 para trasladarse al núcleo rural del corregimiento de Chiguirí Arriba.

La historia de ocupación data de aproximadamente 60 años y durante este tiempo fue utilizada para actividades de agricultura de subsistencia, no obstante, la mitad de la cobertura vegetal de la propiedad se mantuvo con poca alteración por iniciativa familiar para proteger la fuente de agua para consumo humano, de allí que aún se conserve dentro de la propiedad un remanente de bosque maduro, con árboles que exceden los 25 metros a la altura de la copa, algunos de ellos con diámetros superiores a 30 centímetros.

El nombre de Las Oropéndolas proviene de la experiencia de los nuevos propietarios que al visitar por primera vez el terreno, observan bandadas de cientos de oropéndolas crestadas (Psarocolius decumanus) que durante unos minutos cruzaron por sobre sus cabezas.

La estación biológica Jujuná ubicada en un piso altitudinal distinto a la anterior y con una historia de uso reciente que termina a finales de los años noventa, presenta un rastrojo en transición a bosque secundario.

La propiedad formó parte de los terrenos de la familia Coronado Gil de Chiguirí Arriba, que fue segregado y vendido varias veces. La propiedad mide aproximadamente 3 hectáreas y tiene un relieve ondulado a excepción de los suelos aluviales depositados por la quebrada que le atraviesa.

 

Bajo este contexto, ambas reservas naturales se tratan en conjunto, comprendiendo que juntas acogen una muestra importante de la biodiversidad del norte de la provincia de Coclé, en particular de los bosques en recuperación y bosque secundario maduro del corregimiento de Chiguirí Arriba.